Esto es un blog en el que, mediante un tono ligero y riguroso, buscamos aprender y divulgar el conocimiento de la Ciencia Histórica.

HISTORIA .-

Espera, espera, espera… ¿Pero es la Historia una ciencia? Todavía hay quien se hace esta pregunta, o incluso lo niega directamente con total seguridad. Cabe considerar que ciencia es toda disciplina que utilice una metodología científica. En ese sentido no hay duda alguna. Y aún así, hay quien sigue insistiendo en que la metodología que utiliza la Historia no puede considerarse científica. Pues bien, la Astronomía utiliza exactamente la misma metodología que la Historia y pocos se atreverían a desacreditarla como ciencia. Se trata de una metodología deductiva. Es decir, pretende deducir una teoría sobre la realidad a través de la observación de vestigios -en oposición a la metodología inductiva, que pretende inducir un vestigio observable para comprobar la certeza de una teoría previa- . Exactamente igual que la Astronomía, la Historia deduce procesos y sucesos a través de la observación de las señales que de ellos nos llegan desde el pasado.

Pero… ¿ella sola, en plan Rambo? ¡Por supuesto que no! Del mismo modo que la Astronomía se apoya en otras ciencias que le suministran los datos, la Historia también colabora con otras ciencias que le permiten analizar sus objetos de estudio.

 

HISTORIA FICCIÓN .-

¿Quién no se ha preguntado “Y si…” alguna vez? También lo hacemos en este blog. Sin embargo, esta página no persigue prácticas de pseudociencia o bibliomancia. Trata únicamente de explorar el pasado como entretenimiento. Nuestro propósito es fomentar el interés y la curiosidad por la Historia mediante posibles escenarios de Historia Ficción.

¿Qué es la Historia Ficción? La Historia Ficción, como la Ciencia Ficción, utiliza bases científicas reales para presentar escenarios inexistentes (ucrónicos) como excusa para hacernos reflexionar sobre algún factor concreto o como simple golosina para el ingenio.

Pero, entonces, ¿esto de la Historia Ficción no es una ciencia, no? Bueno, depende. Al fin y al cabo consiste en modificar variables de la historia conocida para proyectar nuevas teorías que se separan de los resultados establecidos. Desde la metodología deductiva es un sinsentido. Se puede debatir hasta qué punto perdió Napoleón la Batalla de Waterloo, al fin y al cabo es un personaje bastante más conocido que Wellington, fue enterrado con honores en París, los turistas visitan su mausoleo y al final la ideología revolucionaria que extendieron sus ejércitos por Europa acabó por derribar el Antiguo Régimen; pero no tiene sentido debatir si ganó o perdió la batalla. La perdió. La perdió y fue exiliado. Lo sabemos con toda certeza. ¿Y para qué iba a perder el tiempo nadie en cuestionarlo? Hemos explicado ya que se trata de un entretenimiento, una seducción de la imaginación. Supongamos que no tuviéramos toda la información. Que por alguna razón desconocida careciéramos de los restos arqueológicos, la documentación y los testimonios a partir de una fecha determinada. Por ejemplo, que no tuviéramos vestigio alguno para ir deduciendo la realidad a partir del 16 de junio de 1815. Hasta ese día podemos reconstruir la historia como, de hecho, sucede. Pero a partir de esa fecha todo sería especulación. La Batalla de Waterloo se produjo el 18 de junio de 1815, pero al no saber nada de ella cabe preguntarnos ¿Se hubiera producido de todas maneras? ¿Quién hubiera ganado? ¿Cambiaría eso el rumbo de la historia tal y como la conocemos? La Historia Ficción trataría de proyectar un posible desarrollo de los acontecimientos a partir de lo que sabemos como cierto. Pero si lo dejáramos aquí, podríamos desarrollar un escenario de Historia Ficción absolutamente idéntico al escenario histórico real. Por eso, para aumentar el interés y disparar la imaginación debemos permitirnos alterar alguna variable y deducir cómo se deformaría en consecuencia la teoría histórica. Supongamos que el día 17 de junio de 1816 no hubiera llovido en Bélgica central. Al día siguiente se produjo la Batalla de Waterloo. Sin embargo, el campo de batalla de no hubiera estado embarrado. La artillería francesa hubiera destrozado al Ejército de la Séptima Coalición. Napoleón hubiera vencido. ¿Qué habría pasado después?

Battle_of_Waterloo_1815La Batalla de Waterloo, óleo de William Sadler.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s